Los diamantes en su paso por la historia y el mundo

Diamante en bruto
Diamante en bruto

 

La gama de colores en un diamante viene de manera amplia. Desde un azul, negro hasta rosa y morado. Cada uno de los colores viene determinado de acuerdo al tipo de impurezas que en él se encuentran. En el caso de los diamantes amarillos, su color es el resultado de diminutos restos de nitrógeno, mientras que el boro es el que determina el color azul en los diamantes.

 

 

Símbolo de finura, poder, estatus y elegancia, que con el paso de los años no han dejado de ser objeto de deseo por parte de mujeres y hombres, llegando a tal grado de ser objeto de inspiración para la industria teatral y cinematográfica en producciones como "El escándalo del collar" con Hilary Swank o bien, la recién estrenada "Ocean's 8".

 

 

El encanto y fascinación por los diamantes no es cuestión de un siglo atrás. Su interés comienza en el exótico territorio de la India, más específicamente dentro del círculo de las clases sociales altas, aunque poco a poco se fueron introduciendo con otros materiales igualmente exóticos en la Europa occidental del medioevo. No fue si no hasta el siglo XV con la llegada del Renacimiento a Europa que los diamantes iniciaron su camino al estrellato como el nuevo accesorio de moda entre la aristocracia europea.

 

formación

 

En tiempos antiguos, existía la creencia de que los diamantes eran capaces de tener propiedades curativas y brindar balance a la vida de toda aquella persona que lo usara. Otros creían que era producto de los relámpagos o hasta lágrimas de dios.

 

En fin, su proceso de formación dista mucho de ser aquello. Dicho proceso es enteramente orgánico, requiriendo de cuatro importantes elementos: presión, carbón, calor y tiempo, siendo creados desde las profundidades de la tierra hace aproximadamente de 1 a 3 billones de años y a temperaturas que llegan por lo menos a 400°C.

 

la industria de los diamantes

 

A principios del siglo XVIII, la India comenzaba a dejar de ser el principal suministro de diamantes en el mundo, dando paso a que Brasil se convirtiera en el principal proveedor de diamantes durante 150 años, los primero cambios que se hacían como un paso más a la evolución de dicha industria.

 

Con la llegada de la revolución francesa, un nuevo orden comenzaba a gestarse y la industria no fue la excepción. Con esta nueva repartición de riqueza, las antiguas clases dominantes (antaño la principal clientela de diamantes) perdieron terreno, incrementando así la riqueza en el siglo siguiente dentro de Europa occidental y Estados Unidos. Así que con la llegada de las famosas Revoluciones industriales, la producción no hizo más que aumentar, al igual que la demanda por estas magníficas piedras preciosas hasta la actualidad. 

 

Redacción: Carmen Mata

Escribir comentario

Comentarios: 0