La historia del perfume

Una denotación mística y sagrada es la que se le ha dado al perfume desde tiempos antiguos. Época de grandes hallazgos en la Edad de Piedra que fue donde el desarrollo de las primeras civilizaciones descubrían el fuego y con él los diversos aromas de la madera al quemarse.

 

Medio que se utilizaba a su vez como ofrenda a aquel poder celestial.

 

Perfumes, fragancias y esencias en el mundo antiguo

 

En el Antiguo Egipto, era menester de los sacerdotes elaborar substancias en donde es bien sabido que la fórmula permanecía en secreto. Mismas esencias que también estaban destinadas al proceso de embalsamación de faraones y altos mandos del gobierno.

 

Por otro lado, fueron los persas quienes descubrieron el arte de ablandar flores en aceite, para posteriormente exprimirlas y así originar los famosos aceites esenciales. No por nada los jardines colgantes de babilonia fueron considerados una de las maravillas del mundo antiguo, habiendo habitado en éste un gran número de flores exóticas traídas de todas partes del mundo para la producción de perfumes.

 

No fue si no hasta después de las legendarias conquistas de Alejandro Magno, que los perfumes llegaron a Grecia con todo su esplendor. Los mismos griegos le atribuían un origen divino en donde las mujeres jugaban un papel esencial al prepararlos, atribuyéndoles también poderes místicos.

 

Un claro ejemplo son las famosas pitonisas que bien se decía que inhalaban ciertas esencias que las hacían entrar en trance para realizar el noble arte de la adivinación. 

 

la implementación de técnicas nuevas en el mundo civilizado

 

Alrededor del año 1000 d.C, la destilación de plantas, a cargo de los Árabes, fue el método que facilitó aún más el comercio y transporte de importantes cantidades de sustancias aromáticas. Comienza a partir de este momento a popularizarse el uso del perfume en los miembros de la alta sociedad como un claro signo de extravagancia y opulencia.

 

Otro momento clave para su comercialización fue en la época en donde los viajes hacia el Nuevo Mundo, en manos de Colón y Magallanes, comenzaban a tener auge y donde se propició el descubrimiento de nuevas sustancias aromáticas para la elaboración de perfumes.

 

los inicios de la perfumería moderna

El verdadero arte de la perfumería vio sus inicios en el siglo XV con el renacer del hombre y el redescubrimiento de la vida, así como el disfrute de los placeres que ésta ofrecía. Dando pie así al hábito de perfumar el cuerpo.

 

No fue si no hasta tres siglos después que los perfumes se usaban ante todo, para disimular la falta de higiene en las personas.

 

Nuevamente las clases altas eran las más beneficiadas al poder tener acceso a dichas esencias (mismas que implicaban horas y horas de trabajo para obtener unos cuantos mililitros y por ende, de precios elevados), haciendo verter un par de gotas en un pañuelo que llevaban colocado bajo la punta de la nariz.

 

la comercialización del perfume y las fragancias

 

Actualmente la industria de la perfumería se encuentra en lo más alto gracias a las grandes y renombradas marcas de moda que año con año vienen acompañadas de importantes piezas de perfumería, un símbolo más de la esencia de la marca. Desde un Chanel No. 5 hasta un Miss Dior, el acaparamiento del noble arte de la perfumería llegó para quedarse, inmerso en la búsqueda de nuevos olores, imponiendo tendencias y modas.

Redacción: Carmen Mata

Escribir comentario

Comentarios: 0