Joyas Reales: Corona Imperial de Estado

 

La magnificencia de la familia imperial británica no tiene precedentes. Hablar de ella es hablar de cientos de años de historia en donde personajes y linajes se fueron forjando conforme el paso de los años. Siendo una de las monarquías más antiguas de la historia, sus antecedentes llenos de heroismo, batallas, traiciones, guerras y luchas de poder dan mucho de qué hablar. 

 

Tiempos aquellos en donde las apariencias importaban más que en el verdadero ser y estar, un mundo lleno de bailes e imponentes palacios, el nacimiento de la monarquía fue vista en un principio como un medio hacia un supuesto "orden", claro que las diferencias eran notables. Es precisamente dentro del mundo de las apariencias, del vestir, de la moda, las risas y los colores que se fueron ganando el afecto de gran parte de su población, por lo que no hay que olvidar que ante todo el ser humano es un ser social y es ahí donde el mundo de la joyería encuentra su punto fuerte.

 

Es por eso que se da inicio a una serie de análisis de las piezas de joyería más impresionantes, imponentes y magníficas de la ya renombrada Familia Real Británica. Qué mejor que iniciando con el análisis de su joya más emblemática: la Corona Imperial de Estado.

 

Desde su creación en 1838 para la coronación de la reina Victoria, la Imperial State Crown (por su denominación en inglés) ha sido utilizada por cada monarca reinante del Reino Unido en donde actualmente la Reina Isabel II es ahora su portadora.

 

Su llegada a la familia británica se le debe precisamente a la reina Victoria. La corona de San Eduardo era la que inicialmente era utilizada en las coronaciones, pero debido a su peso excesivo de casi 2 kg, la Reina Victoria decidió sustituirla por la que actualmente se utiliza. 

 

"Tiene cuatro diademas y se compone de 2.868 diamantes, 273 perlas, 17 zafiros, 11 esmeraldas, y 5 rubíes. En en su parte superior se coloca una cruz patada y en su interior una capa de terciopelo".

 

Parte posterior de la Corona Imperial de Estado
Parte posterior de la Corona Imperial de Estado
Reina Victoria con la Corona Imperial de Estado
Reina Victoria con la Corona Imperial de Estado

 

Ahora, la corona de San Eduardo es de uso exclusivo para el momento propio de la coronación y en donde posteriormente se les coloca la corona Imperial de Estado para el tiempo restante de la ceremonia, así como al momento de abandonar la abadía de Westminster (lugar oficial donde el monarca reinante es coronado rey o reina del Reino Unido) y fotografías oficiales.

 

Corona de San Eduardo
Corona de San Eduardo

 

El resguardo de la Corona Imperial de Estado como de las Joyas de la Corona Británica en general, se encuentra en la Torre de Londres, mismo lugar desde donde es trasladada para la apertura anual del Parlamento y en el que la Reina Isabel II, por medio de un discurso inaugural, abre sesión.

 

monarcas que precedieron a la reina isabel ii

 

¿Algún otro dato interesante de la Corona Imperial de Estado o la familia real británica?

¡Tus comentarios siempre son bien recibidos!

Redacción: Carmen Mata

Escribir comentario

Comentarios: 12
  • #1

    Inquietud Viajera (martes, 20 febrero 2018 05:49)

    Impresionante historia, woooww que cantidad de joyas se usaron para crear estas coronas, un símbolo muy lujoso para la familia real

  • #2

    María Sánchez Fabián (martes, 20 febrero 2018 13:55)

    Hola. Me ha encantado tu entrada porque las joyas reales me pierden. Muchísimas gracias por contarnos la historia de estas preciosas coronas. Saludos.

  • #3

    Omayra Montes (martes, 20 febrero 2018 14:32)

    Hola, la verdad es que es increíble todo lo que estoy aprendiendo contigo con cada post que te leo.

    Me llama la atención los detalles de la corona, ya que nunca me había parado a analizarlos o buscar con qué están elaborados. ¡Es una auténtica joya! (así costará jejeje

    Gracias por tanta información histórica de valor.

    Un abrazo

  • #4

    Sayuri (martes, 20 febrero 2018 14:33)

    Me parece una gran responsabilidad llevar encima una corona de tal calibre. Es una obra de arte y porta un gran reconocimiento histórico. Sin duda, se merece un estudio y elogios. Gracias por compartir esta maravillosa información, me ha parecido muy interesante. Un saludo.

  • #5

    Mireia Ravell (martes, 20 febrero 2018 16:38)

    ¡Hola!
    Wow! Me ha gustado mucho tu post, porque he aprendido muchas cosas que no tenía ni idea. Y es verdad, antes las apariencias eran muy importantes, aunque ahora parece que otra vez está volviendo a ser muy importante, antes que otras cosas...
    La corona es súper chula! No me extraña que pese tanto, con tanto diamante, perla y piedras preciosas, jeje.
    Gracias por compartir.
    Un abrazo!

  • #6

    Sara Jiménez (martes, 20 febrero 2018 18:07)

    Hola! La verdad es que no conocía la historia de la corona imperial británica me ha parecido muy interesante en mi caso no sé decirte otra historia que conozca similar porque las que estudié en el colegio se me han olvidado.

  • #7

    Arien (miércoles, 21 febrero 2018 21:52)

    Hola guapa
    Ay con lo que me gusta la historia y las joyas este post me parece la mezcla perfecta!!
    la verdad es que la corona imperial británica es una auténtica obra de arte, llevarla conlleva un gran peso, no solo físico sino también figurado por todo lo que representa y el valor que tiene
    Un besazo

  • #8

    Algo especial (jueves, 22 febrero 2018 14:10)

    Me sorprende que la corona pese 2 kilos!! Debe ser incómodo llevarla en la cabeza. Así pues saber la de diversas joyas que lleva. Ya sea diamantes, perlas... Eso sí, es muy bonita.
    Me ha gustado saber más. En ello hay mucha historia, son demasiados años y va evolucionando. Es increíble todo si te paras a pensarlo detenidamente.

  • #9

    Mi meta, tu salud. Carolina (jueves, 22 febrero 2018 20:57)

    ¡Hola!
    ¿Que la corona pesa dos kilos? ¡Madre mía! Nunca me había imaginado que pudiese pesar tanto, aunque con la de piezas y piedras que lleva, si lo piensas un rato es lógico.
    Sinceramente no tenía ni idea de la historia que había detrás de la corona, la verdad es que no estoy muy puesta en monarquías, más que nada porque no soy partidaria de que las haya, así que mucho menos se nada de joyas, aunque admito que la cultura es un tesoro más que sus joyas jejeje , y además debo admitir que es una pieza muy bonita.
    Gracias por compartir la información con nosotros.
    Besotes

  • #10

    Flor | Mate&Bizcochitos (viernes, 23 febrero 2018 14:06)

    Hola! Tengo una obsesion con las joyas reales, me encanta ver como fueron cambiando a traves de los años. Me parece super interesante la historia contada desde el lado de la moda y las joyas. Si mal no recuerdo hay un documental en netflix (o al menos había) que hablaba de esto en particular y era super interesante. Un beso!

  • #11

    Masha (viernes, 23 febrero 2018 16:34)

    Que interesante saber todo lo que hay detras de las joyas reales de la corona.. tanto lujo y garbo...que me daría pesar traer todo eso encima....

  • #12

    Vanesa (viernes, 23 febrero 2018 18:21)

    Espectacular esta corona, digna de una reina, por supuesto aunque siempre que veo joyas así y luego veo la pobreza que hay en el mundo me pregunto si de verdad no hay pobres porque nosotros queremos. Hay tanta riqueza por ahí en iglesias, palacios y monasterios que con la venta de una sola pieza como esta podría comer mucha gente durante mucho tiempo. Es preciosa, en serio, pero es algo que siempre me planteo cuando veo a la monarquía con este tipo de piezas. Muaks