El cuidado perfecto para tus prendas

 

Suele ocurrir que las personas por querer ahorrar espacio en su armario, no se percatan de ciertos detalles que pueden estar provocando la pérdida de calidad en sus prendas. Esto también ocurre al existir un exceso de las mismas y que a su vez esto provoca que se quiera aprovechar el espacio lo más posible para seguir metiendo prenda tras prenda.

 

 

Hay cierto tipo de ropa que va mejor colgada para evitar arrugas o bien, otro tipo de ropa que es más recomendable doblarla (como lo son las prendas de jersey) para así conservar mejor su elasticidad y forma. Así como varias recomendaciones más son las que se darán en este interesante artículo sobre cómo darle un mejor cuidado a tus prendas y aumentar su durabilidad.

 

LOS JEANS 

Prenda básica en el armario de cualquier joven. Si eres de las personas que optan por colgarlos en ganchos, olvídate. Lo único que estará pasando es que a la larga se vayan formando pliegues que ni siquiera con la plancha podría ser posible quitar, por ser de un material de tela gruesa. Puedes elegir mejor doblarlos en tu armario.

 

 

LOS SUJETADORES

Conservarlos en un lugar apartado de la luz, los tejidos pueden llegar a debilitarse y a la larga romperse.  Para guardarlos deberán conservar su forma original, es decir, cerrados por la parte del centro y acomodados uno sobre otro. De esta manera te aseguras que su forma original no se deforme y se conserve mejor.

 

PRENDAS DELICADAS, MEJOR LAVARLAS A MANO

En el campo de las prendas delicadas entran la ropa interior, los trajes de baño, prendas de jersey o de tejido delgado. Meterlas a la lavadora sólo ocasionará que se deformen, que los tejidos se debiliten y por ende, sufrir rasgaduras o menor durabilidad.

 

Lavando a mano te aseguras de ir a la velocidad adecuada y con las cantidades correctas de detergentes y enjuague, conservando el color de la prenda por mucho más tiempo.

 

PRENDAS EN LAVADORA

 Por supuesto que no todas las prendas tienen por qué ser lavadas a mano (recuerden que sólo van aquellas prendas de tejido delicado).

 

En el caso de las prendas restantes, procura siempre voltearlas y abrocharlas (en caso necesario) para que te evites que otras prendas puedan sufrir algún "accidente". Lo mismo sucede con los jeans, cerrar y abrochar, además de que así se conservará por mucho más tiempo su color azul tan característico.

*Una vez secas las prendas, evita guardarlas en el interior de bolsas si lo que quieres es mantenerlas frescas, transpirables, libres de la humedad y hasta libres de infecciones.

 

EL CALZADO

 Ya sea que seas amante del calzado o no, la mejor manera para conservarlos es mantenerlos en una fila recta, horizontal o recta,  pero siempre apuntando hacia una misma dirección.

 

Hay personas que hasta las construyen cajoneras particulares para incluso tenerlos mejor ubicados o también está la opción de mantenerlos en cajas, unas sobre otras. El punto es que de dicha manera siempre conservarán su forma original.

 

BOLSOS

Para que un bolso se conserve, independientemente del tamaño, se hará lo mismo que con los zapatos. Si se cuelgan, lo único que pasará es que sus asas pierdan elasticidad y dependiendo del material con que se hizo, las asas podrían llegar a zafarse. 

 

Lo mejor será tener una cajonera especial, acomodarlas una tras otra y colocarles varios papeles en su interior para que sigan conservando su forma original.

 

JOYERÍA

 Al ser de las piezas más delicadas de tu armario, es también colocarlas en cajitas especiales, de preferencia no amonotarlas para que no se enreden y que también no pierdan color al conservarlas en un lugar apartado de la luz.

 

¿Te gustó este artículo? ¿Tienes más datos sobre el cuidado de las prendas? No olvides darnos tu opinión e información en los comentarios :)

Redacción: Carmen Mata

Escribir comentario

Comentarios: 0