¿Mucha ropa y poco espacio? Aquí te decimos cómo organizarte

Ya sea por cambio de temporada o simplemente por tener una mejor organización en tu armario para liberar espacio y así decirle adiós a lo viejo y hola a lo nuevo, es en este artículo donde podrás ver de la mejor manera para organizar tu armario. El objetivo de este artículo es ayudarte a sacarle mejor provecho a las prendas que tienes en existencias para así explotar su potencial y hacerlas más combinables, reduciendo tus opciones y por ende ahorrar mucho más espacio.

 

Uno de los puntos a tu favor al realizar esta actividad es que a parte de mejorar tu imagen, te beneficiará en el ahorro de dinero porque a partir de ahora realizarás un consumo más consciente y responsable, sacándole un mejor provecho a lo que ya tienes.

 

Ten a la mano todo lo esencial de tu día a día, de dicha manera lograrás una imagen acertada para todo tipo de evento al cual asistas, así aprovecharás mucho mejor tu tiempo. Ya no te preocuparás más por llegar a tu armario y no saber qué ponerte, a pesar de tener un armario lleno de ropa. Ya no más prendas acumuladas que hasta son casi nuevas y aquellas que las tienes en el más completo olvido. ¡Adiós!

 

Así que pongan atención a los consejos que a continuación se darán:

 

limpia tu armario

Imagina que estás por mudarte de casa y ocupas sacar todo lo de tu armario para empaquetarlo. No importa cuántas prendas tengas, todo va para fuera para que así puedas tener una mejor visión de las cosas, ya que al irte prenda por prenda, probarte cada una de ellas hará que te des cuenta lo que realmente ocupas y lo que no.

 

Al mismo tiempo que te estés probando y analizando cada una de tus prendas, lo que harás a continuación es ir clasificándola de la siguiente manera: prendas que debes retirar. Puede que esta sección resulte un poco más difícil y tardado, ya que puede entrar en ti la duda de si volverás a utilizarlo, volverá a estar de moda o simplemente por cierto valor económico o sentimental. Sé lo más objetivo posible para darte cuenta que son prendas que jamás volverás a usar. Aquella que ya no te quede, esté deslavada o rota.

 

Segundo, las prendas que usas en tu día a día para conservarlas y también aquellas prendas en las que tengas duda si pasarlas a la primer instancia o hacer un doble análisis sobre su uso. Y tercero, hacer una lista y seleccionar las prendas que no tengas en existencia y que sean esenciales para tu uso cotidiano, aquellas que podrás ir adquiriendo poco a poco y que a la larga seguirán complementando tu imagen. Lo más recomendable es que sean en colores neutros porque de esa manera te aseguras un mayor número de combinaciones a largo plazo. Es la ventaja de dichas prendas, lo versátiles que pueden llegar a ser.

 

clasificar y ordenar

Pasaste ya el primer filtro... ¡Excelente!

 

Una vez que ya realizaste lo anterior y te quedaste con las prendas que realmente necesitas, el siguiente paso es clasificarlas y ordenarlas. Es decir, cada prenda deberá ir colocada en su propia percha, de dicha manera te aseguras que todo esté en orden y sea más fácil identificarlas para vestirte de manera más eficaz.

 

En cuanto al orden se refiere, puede ser el típico método de ordenar tus prendas en base a los colores. En este método desde los colores neutros hasta los colores más vivos, del más obscuro al más claro. Claro que también debes tomar en cuenta el tipo de tela de cada una de tus prendas, es decir, si lo que tienes es un jersey o un suéter de punto, éstos deberán ir doblados en vez de ir en perchas. De dicha manera evitarás que se maltraten y estiren.

 

Por último, está la opción de ordenar por prendas. Ya sea camisas con camisas, vestidos con vestidos, faldas con faldas y blusas con blusas. En el caso de los pantalones es mejor mantenerlos doblados y no colgados en perchas, lo mismo sucede con el ejemplo de las prendas con telas de punto o jerseys.

 

Sencillo, ¿no? No te desesperes si al principio te lleva más de la cuenta, a la larga tu bolsillo y tú misma lo agradecerán.

 

Redacción: Carmen Mata

Escribir comentario

Comentarios: 0