Tu abrigo ideal

El invierno se acerca y nunca está de más el encontrarse preparad@s para prevenir el frío con estilo. Es por eso que en el presente artículo te daré algunas recomendaciones, de acuerdo a los preceptos más importantes en el diseño de imagen, a cómo elegir tu abrigo ideal y puedas decidir cuál es el más adecuado para ti.

 

Estatura

Lo primero que se debe siempre tomar en cuenta al momento de adquirir vestimenta nueva, en este caso un abrigo, es la anatomía de cada persona, así también como sus gustos y preferencias en cuanto a estilos y diseños.

 

En esta primera instancia, la estatura es un elemento a considerar dentro de las cuestiones anatómicas. Por ejemplo, si eres una persona de estatura alta, no es muy recomendable que adquieras un abrigo que te quede por encima de la rodilla. Esto de por sí alargará (visualmente) de más tus piernas, haciéndote ver desproporcionada. Te recomiendo usar uno más largo y entallado, de manera que vaya en proporción con tu cuerpo y entallado para resaltar y acentuar aún más tu figura. Claro que puedes usar cualquier tipo de abrigo, solamente debes tomar en cuenta lo anterior.

 

En el caso de las personas de baja estatura, ocurre lo contrario, pues lo mejor es evitar los abrigos largos y sí por encima de la rodilla, igualmente entallados para acentuar figura.

 


Forma

Para saber elegir tu abrigo ideal, debes tomar en cuenta qué tipo de silueta es la que tienes. En el caso de una persona cuyo cuerpo sea recto o casi sin curvas, esto significa que lo que ocupa es generar volumen visual, por lo que apostar por un abrigo amplio con vuelo será lo mejor y más si se ajusta a la cintura.

 

Puede ser que en otro caso la persona tenga mucho busto, así que en lo menos que debe de pensar es en generar mayor volumen en esa parte porque de lo contrario se vería equilibrado. Esta persona puede optar por escoger un abrigo que no sea tan ajustado ni con tanto volumen. Ahora que si la persona tiene poco busto, se procederá a hacer totalmente lo opuesto (más vuelo, más volumen, volantes, estampados, etc.).

 

En el caso de las personas que tengan unos cuantos kilitos de más no es cuestión de alarmarse. Elegir un abrigo que vaya entallado a la cintura y un largo por encima de la rodilla, será la mejor elección para resaltar esas curvas de envidia.

 


Impresión

Impresión para cada ocasión.

 

Bien dicen que la imagen es casi lo más primordial. Por ello, elegir tu abrigo de acuerdo a lo que quieras proyectar y dependiendo de la ocasión en el que vayas a usarlo será lo primero a tomar en cuenta. Para un estilo formal y elegante, elige un diseño con cortes lineales, no tanto orgánicas. Para una imagen más casual y desenfadada, un abrigo corto será.

 


Redacción:

Carmen Mata


¿Te gustó el artículo?

Déjanos tus comentarios en la sección de abajo :)

 

Escribir comentario

Comentarios: 0