Prendas esenciales para un armario cápsula

En el artículo anterior se definió lo que es un armario cápsula, sus ventajas y lo que implica al momento de consumir. Sí, es un consumo más consciente y responsable, minimizando los niveles de exceso y aumentando la versatilidad en las combinaciones con un número menor de prendas.

 

¡Pero bueno! Despídete de los gastos innecesarios y dale la bienvenida a lo esencial y básico. Pero recuerda, evita adquirir prendas que sabes muy en el fondo usarás pocas veces e invierte en aquellas que aportarán versatilidad a tu imagen con los siguientes básicos:

 

little black dress

Clásico de clásicos, elegante, formal, versátil. Sus posibilidades de combinación serán mayores si lo adquieres en color liso a que si compras uno con estampado. La ventaja de ser una prenda clásica es que nunca pasará de moda.


jeans

Tu mejor elección para algo casual, pues hoy en día es muy pero muy raro que alguien no utilice un cierto tipo de jeans. Los hay en gran variedad de colores y acabados. Esto incluye, por supuesto, una chamarra con el mismo acabado en denim. Para un total blue denim look o usar ambas prendas por separado.


blazer

Tu arma de doble filo. ¿Evento formal? Úsalo. ¿Salida casual-formal con amigos, cita, familia, etc? Úsalo. De preferencia en colores neutros y lisos, claro que si eres amante de los estampados o colores estridentes, procura poderlo vestir en más de una ocasión. He ahí el detalle de un armario cápsula. 


faldas

Ideales en verano para un look fresco y relajado, aunque también un cierto toque atemporal, de ahí su versatilidad. Puede ser desde una falda lápiz o una de vuelo natural. Ya sea para la oficina, salidas... Que todo vaya acorde con tus preferencias y ritmo de vida. Antes de comprarlas, toma en cuenta lo anterior.


suéteres

Prendas que no pueden faltar en tu guardarropa. Los hay de diferentes tipos, un cardigan, cuello de tortuga, tejidos. Su uso dependerá de qué tan friolenta seas.


abrigos

Puede que no sean para usarse todos los días pero se puede presentar la ocasión. Por ejemplo, un día de lluvia en donde ocupes un abrigo impermeable como el clásico trench coat. En épocas de frío utilizar el anterior o uno de lana.


vestidos

Combinables para cualquier tipo de horario y ocasión. Con los accesorios adecuados podrás lucirlo en una linda tarde o de fiesta por la noche. Los colores también son muy importantes, adquiérelo de acuerdo a tus propios gustos, que los puedas combinar con más prendas, por ejemplo, con tu blazer o suéter o chamarra de mezclilla. Entre menos estampados tengan, serán más fáciles de combinar.


pantalón negro

Si eres una chica amante de este color, lo amarás. Y si no, también. Es una prenda que puedes utilizar ocasionalmente para un día de trabajo en la oficina, alguna presentación importante. En pocas palabras, para una ocasión formal y de etiqueta. El negro jamás de los jamases pasará de moda, nunca lo olvides.


camisas

En color blanco serán tu salvación. Claro que existen diferentes tipos de corte y textiles. Jersey, lino, algodón... Una, para las ocasiones formales, la cual puedes combinar con tu blazer. Las ocasiones casuales-formales, con tu suéter de cardigan se ve muy chic o con algún chaleco. El blanco es tan fácil de combinar como lo es el negro. Sólo que a diferencia del negro, el color blanco te hará lucir más relajada y despreocupada, mucho más fresca.


calzado

Vámonos desde lo más causal hasta lo más formal. Los colores neutros: el negro y el nude. Un clásico stiletto para eventos que requieren más formalidad o unos flats para lo casual, que inclusive si el diseño y material son los adecuados, bien puedes complementarlos para tu salida formal si los stilettos o plataformas no son tus predilectos. En cuanto a diseño, ya va por cuenta tuya, que sea agradable y fácil de usar para ti. 

 

Otro punto importante, de entre tus flats también es aconsejable que tengas uno de diseño y color divertido, tal vez algún estampado o de algún color que lo resalta si tu vestimenta es más bien neutra. También un calzado cerrado como lo son los botines o las botas largas.


accesorios

Tus lentes de sol, tu bolso de fiesta, tu bolso estilo satchel o el típico shoulder bag. Los colores neutros siempre son los más fáciles de combinar. Los accesorios son también la clave para darle un giro inesperado a ese vestido o outfit que tanto te gusta. Unos aretes, collares o pulseras llamativos para la noche o más bien, unos de estilo más minimalista para el día. Serán siempre una muy buena inversión. 


Artículo escrito por: Carmen Mata

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0