Tendencias: Primavera-Verano 2018

La moda, un tema de conversación que siempre está a la orden del día. Rige estilos de vida, crea otros, los retoma o los elimina. Un sistema siempre cambiante, siempre en evolución que va muy relacionada con los acontecimientos a nivel mundial. Es precisamente esa la razón por la cual no es probable que muera, solamente va modificando su estructura y metodología.

¿Ha habido alguna modificación? Por supuesto y es totalmente perceptible, tanto a nivel industrial como en sus niveles de consumo. De la alta costura a la moda rápida, las personas se encuentran sumergidas en un cambio constante, van a tal velocidad que ya no es posible detenerse, pero en algún momento determinado es necesario parar y reflexionar sobre lo que está aconteciendo.

Se vive dentro de una sociedad en donde lo que impera es la imagen, predispuesta a la exhibición y documentación de todo lo vivido y experimentable sin pensar en el fino, sino en un nuevo comienzo.

MICROTENDENCIAS

Futuro Tardío

Propone mirar el pasado para imaginar el futuro.

Asimismo, promueve el despojo de los excesos con el fin de lograr un consumo mejor pensado, pues considera que lo nuevo no es necesariamente lo mejor, con una perspectiva que se resume en que lo esencial es refinado. 

Una mezcla de lo natural y artesanal con lo tecnológico, junto con una carta color que van desde los colores ocres, texturas metalizadas, acabados mate y superficies oxidadas.

 

Psicotrópico

Explora una visión idealizada futurista de la naturaleza con la sensación de hiperrealismo “súper-natural”.

En vez de buscar ir a la naturaleza es el hombre el que crea espacios de estilo tropical que hacen sentir que puedes escapar a ellos buscando celebrar un lado más sensual del mundo. 

Luces fluorescentes creando una estética psicodélica con alto contrastes y una paleta de color energética y tropical, por lo que se pueden encontrar los colores neón, glitter, animal print, texturas hipnóticas, superficies coralinas, estampados florales y follaje de colores vibrantes y atípicos.

 

Artículo escrito por: Carmen Mata

Escribir comentario

Comentarios: 0